El cambio de una palabra en la condición de los predios en el muelle 2 para la habilitación de una Terminal para la carga de contenedores desató la injustificada reacción de actores portuarios que ven una maniobra para el desembarque de una nueva empresa que amenazan sus fuentes de trabajo.
miércoles 24 de abril del 2019